Lo que no ves hace referencia a esa parte “oculta” de nuestro trabajo. Esa parte de viajes intensos, de agendas llenas de citas, esas semanas en las que vivimos de hotel en hotel, de ciudad en ciudad o de feria en feria. Esa parte tan intensa y tan bonita a la vez. Esa parte mágica, dónde descubrimos los colores, los tejidos, la hilatura y los detalles de las prendas que te van a vestir la próxima temporada.

Para ti, que no ves esa parte de este maravilloso mundo, te queremos contar que nosotros, los empresarios de la moda, vivimos las temporadas con un año de antelación. Sí, sí, como lo lees. Nosotros ya estamos eligiendo qué prendas vestirás el invierno que viene. ¡Somos así de afortunados!

La semana pasada tuvimos una semana de esas que no ves y que queremos compartir contigo.

El domingo cogimos un avión rumbo a Milán. Milán, una de las capitales mundiales de la moda, una ciudad que nos apasiona. Son ya muchos años recorriendo sus calles, sus fábricas, sus tiendas… y cada vez que vamos nos sorprende con nuevas tendencias, nuevas experiencias.

El lunes comenzaba una jornada intensa visitando el Showroom de Fay, no podemos adelantarte mucho pero te aseguro que no te pasará inadvertido.

Aún con la emoción de este primer encuentro, seguimos con la agenda marcada y Herno nos esperaba. Hablar de Herno es hablar de diseño y clase. La decoración de su espacio es única, y solo era la antesala de lo que nos íbamos a encontrar. Admiración por su presentación es lo que, de momento, te podemos avanzar.

Nuestro lunes continuó con varias visitas que no te quiero desvelar. Aunque te confieso que estoy deseando que llegue el próximo invierno para confirmar mis altas expectativas.

El martes tuvimos una cita importante, visitamos las instalaciones de Ermenegildo Zegna. Como sabes, es una de las firmas que más nos identifica y, para mí, es un honor descubrir cada colección de manera anticipada. Lo que siento allí es difícil de expresar.

¡No todo es trabajo!, en Zegna me siento como en casa y pasé un rato muy agradable bromeando.

Después de una mañana intensa, continuamos con nuestras citas y visitamos Finamore, una firma con mucha tradición, que sigue apostando por los procesos tradicionales y manuales para hacer de sus camisas productos únicos y exclusivos.

Después de tres días muy intensos donde visitamos más firmas que no te podemos desvelar, volamos rumbo a Barcelona para visitar la exclusiva firma de jeans: Jacob Cohën. Una vez más, no nos defraudó. Te voy a enseñar un pequeño adelanto, pero que quede entre tú y yo.

Espero que te haya gustado “lo que no ves” de nuestro trabajo. Me encantará poder seguir compartiendo contigo más secretos de este mundo que he convertido en mi forma de vida.

Un abrazo

Alberto